Archivos mensuales: junio 2016

EMPIEZA EL BAILE: SÓLO VA A QUEDAR ORO Y BITCOINS

Saludos. Reino Unido ha votado abandonar la Unión Europea y las bolsas mundiales se están desplomando y en concreto la bolsa española pierde más de un 11 por ciento y los bancos se dejan más de un veinte. Es una debacle fenomenal para los mercados mundiales pero en especial para España que tiene además elecciones este domingo que no hacen sino sumar más incertidumbre.

Así las cosas el precio de la onza de oro ha subido cien dólares la onza en una sola noche y de las monedas del mundo sólo van bien el yen y el bitcoin. Buen momento para comprar oro en bitcoins y para la venta lingotes de oro y también es un buen momento cómo ya dejó entrever el magnate financiero George Soros para comprar oro y en consecuencia  para  invertir en oro en España

 

De todas formas la apertura de las bolsas asiáticas y norteamericanas van a acabar con el dominio de la moneda del yen y el yuan y de las monedas mundiales sólo se va a salvar el oro y y el bitcoin.

Se puede llegar a producir después un crash del mercado financiero, con caídas grandes y profundas y generalizadas en todos los mercados, ésto puede llevar al mundo a las puertas de una tercera guerra mundial y un gran evento de importante magnitud y gran violencia puede llegar a desatar las fuerzas del infierno en la Tierra trayendo la zozobra y el desánimo a los habitantes de la Unión Europea que serán los más perjudicados y si un gran atentado terrorista sucede en España antes o durante las elecciones las cosas todas pueden cambiar aunque no sabemos hacia qué dirección ni qué rumbo.

Corea del Norte está a punto de atacar las bases de Estados Unidos en Corea del Sur, en Siria estamos atentos a una posible gran ofensiva rusa que puede hacer que se enfrente la aviación de combate de Estados Unidos con ellos y en América Latina se suceden los golpes de estado encubiertos, mientras que en Mesoamérica se desata el caos.

Cualquier añadido a todo ésto en forma de terremoto o megaterremoto o tsunami no hará sino agravar la situación y preparar al mundo para una gran hecatombre tanto climática cómo financiera.

Sólo nos queda esperar pero sabiendo que las cosas van a ir a peor con el tiempo y van a llegar a un punto de no retorno cavando un hoyo del que va a ser ya difícil salir.

¿Y en cuánto a España?

¡Sólo queda rezar!

 

 

FENÓMENO DE EXTINCIÓN GLOBAL

Saludos. Viene una nueva crisis…

Es genial, amigos. La vida es todo un premio y no es un disfraz. Hay que tomarse en serio el papel que tiene que jugar cada uno con alegría y sin alboroto y saber siempre esperar.

Ahora el momento ha llegado, el reseteo del sistema capitalista mundial y esa transición puede hacerse con o sin violencia, depende de la intención–oculta o evidente–de los actores en liza.

No podemos cerrar los ojos a ésto, se acerca también un fenómeno de extinción global conocido cómo “El Evento”, nada es imposible pero con los científicos hay que hablar primero y querer expresarse en medio de la futura pesadilla o un mal sueño.

Pero en tiempos de guerra y de zozobra todo ésto beneficia al patrón oro y serán buenos tiempos para comprar oro en bitcoins o comprar oro en gramos o comprar oro en lingotes o comprar oro en onzas o comprar oro en gramos.

Seguimos sin poder adivinar el futuro, seguimos sin poder sacar la cabeza fuera del agua ni respirar y decidimos que así es, muy bien.

Vamos a iniciar un proceso que no sea una simple patada de todos hacia adelante, el cambio de sistema es lo mejor que nos puede pasar en este mundo en color y no en blanco y negro, en este mundo moderno y sin pasado donde todo fluye y nada es permanente.

 

El reseteo del sistema mundial es un hecho.

Conforme vayan subiendo las temperaturas de las agresividades en el mundo la buena estrella de los mejores propósitos puede irse disolviendo y al final el reseteo tendrá que hacerse en medio de una gran guerra y así al final todos iremos hacia atrás cómo los cangrejos.

Pero ésto sería en el peor de los casos.

Así que debemos tener fe.

Trabajo y bienestar, sin que nada falte.

¡Ir a por lo que se pretende conseguir!