Ingeniería Genética e Inteligencia Artificial, los negocios del futuro.

Saludos. Las hijas del presidente Vladimir Putin que conforman la élite de su país están formadas con los estudios más relevantes y pertinentes y con mayor dimensión y recorrido que pueden existir hoy en día, como no podría ser de otra manera. Una de ellas trabaja en el campo de la Ingeniería Genética y la otra trabaja en el campo del desarrollo de la Inteligencia Artificial.

Todo lo que tenga que ver con estos dos campos de conocimiento representa una inversión de futuro y el progreso y desarrollo de la humanidad, aunque acercarnos a veces a estos sistemas de conocimiento puedan procurar la natural zozobra al adentrarnos en lo desconocido.

La empresa Alphabet de Google que desarrolla una Inteligencia Artificial es un buen lugar para invertir el dinero y empresas similares de igual forma.

Los laboratorios chinos y alemanes que están investigando ahora mismo sobre la secuenciación del ADN y el desarrollo de la Ingeniería Genética representan ahora una oportunidad segura de inversión.

Por ejemplo puedo citar a los laboratorios alemanes Sinlav que cotizan en bolsa, ahí hay una inversión de futuro, una apuesta segura para invertir dinero.

El problema de todo ésto es que en treinta años la humanidad se divide en seres humanos absolutamente perfectos modificados genéticamente y una masa enorme de seres humanos absolutamente prescindible. De alguna manera el futuro pasa por el perfeccionamiento total a nivel mental y físico de la especie humana, especie humana que será dirigida por una Inteligencia Artificial que tomará las decisiones más oportunas en el planeta.

Así que ya vemos que los jóvenes deberían formarse en carreras científicas estudiando un bachillerato de ciencias primero y adquiriendo habilidades informáticas extremas de programación sobre todo. Aprender bien las matemáticas determinará todo el futuro de los nuevos jóvenes que quieran destacar adquiriendo nuevos conocimientos y la biología puede ser la carrera del futuro según se vayan colocando las cosas en su lugar o fuera de sí, que es otra manera de entenderlo.